aaaa

El Hospital Casa de Salud pone en funcionamiento un nuevo mamógrafo

 

El Servicio de Diagnóstico por Imagen del hospital estrena nueva tecnología de última generación que permitirá un diagnóstico precoz del cáncer de mama

 

Valencia, 18 de octubre de 2018. - El Hospital Casa de Salud acaba de poner en funcionamiento un nuevo mamógrafo que permite realizar estudios de tomosíntesis que incrementará la capacidad diagnóstica del equipo y mejorará la detección de lesiones de muy pequeño tamaño. Además, con esta adquisición, se ha incorporado la técnica de tomobiopsia, que permitirá obtener muestras de estas lesiones de 1 mm.

 

Con la adquisición de este equipo, la capacidad diagnóstica del Hospital Casa de Salud en patología mamaria se convierte en puntera ya que podrá realizar, en esta área, estudios de ecografía, mamografía, tomosíntesis y RM mamaria en el mismo centro, así como biopsia guiada por ecografía, mamografía o tomobiopsia.

 

Hasta ahora, la mamografía era la técnica de diagnóstico por imagen más extendida para la exploración de las glándulas mamarias. Sin embargo, un sistema más eficaz, sensible y útil empieza a sustituirla: los mamógrafos digitales con tomosíntesis, como el incorporado por el Servicio de Diagnóstico por Imagen en el Hospital Casa de Salud, que será capaz de dar solución a algunas de las carencias que presenta la mamografía tradicional.

 

La principal ventaja es que con estas reconstrucciones tridimensionales de la mama se acaba con el problema de la superposición de los tejidos que se produce en la mamografía convencional. Esto permite una mayor eficacia en el diagnóstico por imagen, especialmente a la hora de detectar tumores de pequeño tamaño: al no haber imágenes superpuestas en una imagen de solo dos dimensiones, la tomosíntesis permite apreciar las lesiones de la mama o los tejidos calcificados alrededor del tumor sean del tamaño que sean. Según explicaba la Asociación Española contra el Cáncer en su último informe, en nuestro país se diagnostican unos 25.000 nuevos casos cada año.

 

Mientras el número de casos de cáncer de mama aumenta, el desarrollo de nuevas tecnologías que permiten un diagnóstico precoz puede resultar fundamental para avanzar en la lucha contra la enfermedad.