10 consejos para prevenir la cistitis

Cistitis

La cistitis es una inflamación de la vejiga que afecta en mayor medida a las mujeres. Según la Asociación Española de Urología entre el 50 y el 60% de las mujeres premenopáusicas sufre alguna infección del tracto urinario, el 90% de las cuales son cistitis. El pico de incidencia, advierten, “se observa entre los 18 y los 39 años coincidiendo con la edad de máxima actividad sexual en la mujer. Según un estudio publicado en BMC Urology, casi 4 de cada 10 mujeres ha sufrido o sufrirá al menos un episodio de cistitis en su vida y el 12% las sufre de forma recurrente

La mayoría de las veces es causada por una infección bacteriana que puede ser dolorosa e irritante y que habitualmente provoca muchas ganas de orinar frecuentemente y en pequeñas cantidades, sensación de ardor, molestias pélvicas, y en ocasiones puede llegar incluso a provocar sangre en la orina y algo de fiebre. Puede llegar a ser peligrosa si se propaga a los riñones. Por ello, al más mínimo indicio, es necesario acudir al médico.

Con menor frecuencia, la cistitis aparece como una reacción a algún tratamiento o medicamento como la radioterapia o el uso prolongado de un catéter pero también la pueden provocar ciertos geles espermicidas o productos de higiene femenina.

El tratamiento más habitual para la cistitis bacteriana son los antibióticos. Si bien en casos de reacción a un tratamiento no es evitable, sí se pueden mantener ciertos hábitos para intentar prevenirla:

  • Beber mucha agua (al menos 2 litros al día)
  • Orinar con frecuencia (cada dos o tres horas) y siempres antes y después de mantener relaciones sexuales
  • Lavar la zona genital con un jabón neutro sin perfumes y solamente una vez al día
  • Mejor la ducha que el baño ya que el agua de la ducha puede arrastrar las posibles bacterias
  • Limpiar o secar la zona siempre de delante hacia atrás
  • Evitar la humedad: no permanecer mucho rato con el bañador mojado puesto
  • Utilizar ropa interior de algodón
  • Evitar la ropa muy ajustada
  • Intentar evitar el estreñimiento
  • Tomar arándanos rojos: evitan que las bacterias se fijen a las paredes de las vías urinarias y aportan vitamina C que provoca que la orina sea más ácida y dificulta el crecimiento de las bacterias