Calendarios humanos, personas que recuerdan involuntariamente hasta el último detalle de cada acontecimiento

Hipertimesia
  • La hipertimesia es una enfermedad que da la capacidad de recordar todos los acontecimientos vividos a lo largo de la vida sin técnicas especiales y sin esfuerzo
  • Las personas que la sufren generan, en ocasiones, miedo y generalmente, problemas de convivencia
  • Pueden llegar a vivirlo como una condena, una carga y una obsesión ya que están permanentemente en el pasado
  • Tienen algunas estructuras del cerebro de mayor tamaño y una mayor conectividad funcional entre algunas estructuras cerebrales relacionadas con la memoria y las emociones (hipocampo y amígdala).

La hipertimesia a la capacidad que tienen algunas personas de recordar hasta el último detalle de todos los acontecimientos vividos personalmente a lo largo de su vida, así como los acontecimientos públicos ocurridos en determinadas fechas, sin trucos nemotécnicos, sin esfuerzo y sin estar aumentadas otras capacidades cognitivas u otros tipos de memoria.

“Es como tener una memoria autobiográfica pero muy superior, es una memoria aumentada”, explica José Miguel Santonja, neurólogo de La Salud y coordinador del grupo de Neurología Cognitiva de la Sociedad Valenciana de Neurología.

“Algunas personas viven está condición como una obsesión – asegura el Dr.- porque les vienen los recuerdos constantemente y no se los pueden quitar de la cabeza. Si están haciendo cualquier actividad y escuchan una fecha en concreto, por ejemplo, recuerdan de forma inmediata todos los detalles de lo ocurrido en esa fecha. Eso provoca que vivan constantemente pensando en el pasado”.

Ver una y otra vez los recuerdos de forma constante y repetida puede ayudar a su vez a que esos recuerdos todavía se consoliden más.

Vivir con estas personas genera reacciones muy variables. Según el Dr. Santonja, “en ocasiones les llaman calendarios humanos, otras veces provocan miedo… pero siempre produce una gran sorpresa el conocimiento de sus facultades y eso genera problemas de convivencia. Puede llegar a ser una carga importante para quien sufre hipertimesia aunque cada persona lo vive de una manera distinta”.

El número de pacientes con hipetimesia estudiados con detalle es escaso por lo que no se conoce bien cuál puede ser su origen. Se ha comprobado que tienen algunas estructuras del cerebro de mayor tamaño como algunas regiones del lóbulo temporal y la amígdala.

En estudios funcionales se ha observado, además, una mayor conectividad funcional entre algunas estructuras cerebrales relacionadas con la memoria y las emociones (hipocampo y amígdala). Este hecho podría explicar que cada hecho vivido genera una reacción emocional que hace que se almacene como un recuerdo importante y como consecuencia se almacena y se puede recordar con más facilidad.

Según el Dr. Santonja, a día de hoy, “no se conoce el porcentaje de afectación de esta enfermedad en la población general. De hecho, hay muchas personas que piensan que tienen estas capacidades, pero al estudiarlas con detalle la mayoría no son capaces de dar detalles concretos de diferentes fechas a lo largo de los años. En cualquier caso, los casos bien documentados son muy excepcionales”.

Con el número tan escaso de personas documentadas con estas capacidades no se puede afirmar que sea más frecuente en un género, aunque en las dos series más amplias publicadas el porcentaje de hombres era mayor.

Saber más