Día de la Mujer: Empoderar a la mujer para transformar la sociedad

Día de la mujer

El 8 de marzo celebramos el día de la mujer y desde el Hospital La Salud queremos estar al lado de todas las mujeres y niñas del mundo.

Porque creemos que el empoderamiento de la mujer no es sólo un proceso individual y colectivo que permite su participación en todos los aspectos de su vida personal y social. Es también un objetivo a lograr que requiere estrategias de igualdad efectiva con el hombre en todos los ámbitos de la vida y en el acceso a los recursos básicos: educación, sanidad o empleo de calidad.

Supone un reconocimiento y revalorización de las mujeres por sus aportaciones en cualquier campo de la actividad humana. Gracias a él, las mujeres pueden ser dueñas de sus vidas e intervenir plenamente y en igualdad en la sociedad incluyendo la toma de decisiones y el acceso al poder. Permite que las mujeres participen, decidan y hagan oír su voz y voto. Es el proceso que transforma la sociedad.

Vamos dando pasos, pero todavía queda un largo camino para que esta igualdad sea efectiva. Y como muestra algunos datos:

Política: la representación es de 1 mujer por cada 4 hombres.

Cine: sólo el 23% de las películas tiene un protagonista femenino

Ciencia: de los 900 premios Nobel concedidos en la historia, 53 para mujeres.

Trabajo: la diferencia de sueldos entre hombre y mujer es de un 24%

Pensiones: las mujeres perciben una pensión de unos 450 € menos que el hombre (ellas 740 € y ellos 1.190 €).

Hogar y cuidados: las mujeres dedican casi 4 ½ h diarias, los hombres 2 horas menos.

Liderazgo: el porcentaje de mujeres directivas es del 27%.

Educación mundial: Si las niñas accedieran a educación primaria se reducirían un 14% los matrimonios precoces y un 64% si accedieran a ed. secundaria.

Los embarazos precoces, se reducirían un 10% si las niñas accedieran a educación primaria y un 59% si accedieran a educación secundaria.

«Cuando decía esto, una mujer de la multitud alzó la voz y dijo: ¡Dichoso el vientre que te llevó y los pechos que te criaron!» (Lc 11, 27).