“La prevención de la muerte súbita en los deportistas pasa por hacerse estudios previos antes de la práctica de ese deporte” afirman los especialistas

mesa cardiología

 

  • Leandro Picó reclama que además de un desfibrilador, los recintos deportivos tengan gente que sepa usarlos
  • La mesa dedicada a la cardiología destaca que “el pediatra debe estar entrenado para la detección precoz de una cardiopatía”

Valencia, 29 de marzo de 2019.– Durante dos días, el 28 y el 29 de marzo, el Hospital Casa de Salud ha acogido la X Actualización Pediátrica en el Salón de Actos de la entidad.

La última mesa se ha dedicado a dar unas “pinceladas en cardiología” y la ha moderado el Director Médico del Servicio de Pediatría del hospital, Leandro Picó, quien afirma que se ha pretendido “ayudar al pediatra de atención primaria al manejo de la patología cardiológica desde tres vertientes: el niño sano sin ningún problema de corazón y que presenta síntomas de signo de alarma como palpitaciones, dolores torácicos, soplos cardíacos, síncopes… que son las patologías en las que el pediatra debe estar entrenado para la detección precoz de esos pacientes, de la que ha hablado la especialista del Hospital Casa de Salud, María Portolés.

La segunda parte ha sido la dedicada al niño con cardiopatía ya diagnosticada para que el pediatra sepa cuál es el papel del pediatra en el manejo de ese niño. “Intentar que tenga una vida lo más normal posible. El pediatra debe ser un buen intermediario entre la familia y el cardiólogo para que ésta esté tranquila y no estigmaticen al niño”, según lo que ha confirmado el Dr. Pascual Malo, también adjunto a Cardiología en el hospital valenciano.

Y el tercer aspecto de la mesa se ha dedicado a la práctica de deporte por parte de niños cardiológicos y “la avalancha de niños que hacen deportes federados de alto nivel de competición y que exigen unos informes médicos y una responsabilidad por parte del médico para prevenir las muertes súbitas”. Y hoy en día, según afirma el Dr. Picó, “no se puede prevenir una muerte súbita al 100%, pero se puede disminuir el número de niños que, haciendo deportes de riesgo, sufren muertes súbitas, con un estudio previo, que permita reconocer los casos” ha afirmado, aunque también ha enfatizado que “el problema es saber a quién le corresponde hacer ese tipo de estudio, si a las federaciones, a la seguridad social o a los mismos particulares.” Picó también ha destacado la necesidad de que “las personas que estén en ese entorno estén entrenadas para hacer una RCP básica (reanimación cardiopulmonar) y saber utilizar un desfibrilador.” El máximo responsable de Pediatría ha llamado a la responsabilidad de las personas que están al frente de las áreas deportivas que están obligados a tener un DEA (dispositivo que interpreta el ritmo cardíaco) y también “deben tener a gente preparada para saber usarlo” ha recordado.

Maribel Giner es cardióloga en el Hospital Casa de Salud de Valencia. Para ella, “la prevención de los casos de muerte súbita cardíaca pasa por identificar los riesgos de esta muerte súbita en los pacientes que hacen alguna actividad deportiva.” Giner recomienda hacer “una evaluación antes de practicar cualquier deporte, tanto competitivo como de recreo, afirma, “debería hacerse una exploración física, saber sus antecedentes familiares e, incluso, un electro” pero donde mayor porcentaje de muerte súbita existe hoy en día es en los deportes no federados, los recreativos. “Habría que identificar este tipo de pacientes, que tiene un 40% de riesgo de muerte súbita por sus antecedentes familiares y que no tienen esos estudios hechos porque no están federados” ha reclamado.

Picó. Cardiología 2