Expertos recomiendan realizar un chequeo cardiovascular a los menores que practiquen cualquier deporte a partir de los 6 años

Chequeo Menores Deportistas
  • Hay que priorizar a aquellos que practiquen deportes con componente dinámico alto como atletismo, baloncesto o ciclismo
  • 9 de cada 10 casos de muerte súbita se producen en el ámbito del deporte recreativo
  • La ley solamente obliga a hacer reconocimientos médicos con electrocardiogramas a los deportistas federados
  • La muerte súbita en menores de 35 años afecta solamente a entre 5 y 10 deportistas por cada millón al año
  • El sedentarismo provoca más enfermedades y mortalidad que cualquier práctica deportiva

 

La Sociedad Española de Cardiología Pediátrica y el Consejo de Salud en el Deporte recomiendan que los niños y niñas y adolescentes desde los 6 hasta los 16 – 18 años que practiquen deportes con componente dinámico alto (atletismo, artes marciales, bádminton, balonmano, baloncesto, ciclismo, escalada, esquí, fútbol, gimnasia, motociclismo, natación, rugby, tenis, voleibol, waterpolo…), y también aquellos en los que exista mayor riesgo en caso de síncope (béisbol, gimnasia rítmica, patinaje artístico, golf…) se realicen un reconocimiento médico inicial y que lo repitan cada 2 años.

Este reconocimiento, tal como explica Dra. Maribel Giner Crespo, cardióloga pediátrica del Hospital Casa de Salud, “debe incluir una historia clínica detallada con anamnesis, antecedentes personales y familiares de primer grado (padres y hermanos), una minuciosa exploración clínica y la realización de un electrocardiograma”.

En el caso de que se detecte una alteración o existan antecedentes familiares de riesgo (cardiopatía congénita, miocardiopatías, muerte súbita… etc.) se deberá, previo a la entrega de la licencia federativa, completar el estudio cardiológico con otras pruebas adicionales como un ecocardiograma.

“En la actualidad- explica la Dra. María Pórtoles, cardióloga pediátrica del Hospital Casa de Salud- no es posible excluir el riesgo de muerte súbita al 100%, por lo que se debe realizar un reconocimiento cada 2 años, así como dotar las instalaciones deportivas y centros educativos con personal formado en reanimación cardiovascular y con un equipo desfibrilador de fácil acceso para los primeros intervinientes, hasta la llegada de los servicios de emergencias”.

 

La actividad física es necesaria

Hay que destacar que la actividad física es necesaria para un adecuado desarrollo físico, emocional y psicosocial de los niños, así como en la prevención de múltiples enfermedades crónicas, como obesidad, diabetes e hipertensión. Es más, recuerda la Dra. Maribel Giner, “a partir de los 6 años la Asociación Española de Pediatría recomienda que los niños realicen una actividad física de intensidad moderada a intensa, durante 30-60 min, preferiblemente todos los días de la semana”.

La muerte súbita cardíaca relacionada con el ejercicio físico en deportistas jóvenes tiene una muy baja incidencia 5-10 casos/millón/año. El deporte de competición aumenta x 2’5 el riesgo de muerte súbita en adolescentes y adultos jóvenes al actuar como desencadenante de parada cardíaca sobre anomalías cardiovasculares subyacentes.

En España, la Agencia Española de Salud en el Deporte, tiene obligación de efectuar reconocimientos médicos con carácter previo a la expedición de la correspondiente licencia federativa, en aquellos deportes en que se considere necesario para una mejor prevención de los riesgos para la salud de sus practicantes. No obstante, no existe en la actualidad legislación ni previsión reguladora alguna que aborde los reconocimientos previos a la actividad deportiva no federada, como puede ser el deporte local, municipal o escolar.

Un amplio estudio prospectivo realizado en Francia en el período 2005-2010 describió que el 90% de los casos de muerte súbita relacionada con la práctica deportiva se produjo precisamente en este tipo de actividad es decir, en el deporte recreativo.

Por ello, las cardiólogas pediátricas del Hospital Casa de Salud recomienda a los padres con hijos e hijas que hagan deporte sin licencia federativa que les hagan un chequeo previo al incio de la actividad. “Todos tenemos muy interiorizado que para hacer deporte hay que comprar unas buenas zapatillas, ropa técnica, pulsómetros, relojes, buenas gafas… pero pocos estamos concienciados de la necesidad de pasar una ITV del motor del cuerpo, es decir, de nuestro corazón, antes de empezar a realizar cualquier práctica deportiva de forma habitual”