Hospital Casa de Salud incorpora un TAC de 128 cortes con la menor dosis de radiación de Valencia

TAC 128 Cortes
  • La detección precoz reduce entre un 26% y un 39% la mortalidad del cáncer de pulmón
  • Son datos del estudio NELSON europeo que demuestran que la realización anual de un TAC de Baja Dosis reduce en un 26% el riesgo de morir de cáncer de pulmón en hombres y entre un 39% y un 61% en mujeres 
  • Personas con EPOC, enfisema pulmonar, fumadores y exfumadores son grupos de alto riesgo que deberían realizarse una prueba anual
  • A partir de un estadio III el tumor ya no tiene indicación quirúrgica al extenderse a otras zonas, lo que conlleva una supervivencia a 5 años del 15%

 

El Hospital Casa de Salud acaba de adquirir una Tomografía Computerizada de 128 cortes con la menor dosis de radiación de Valencia para poder realizar pruebas diagnósticas anuales de detección precoz de cáncer con la mayor seguridad para los pacientes.

El cáncer de pulmón no produce síntomas hasta que está en una fase avanzada y entonces ya es demasiado tarde. “El 85% de los casos se detecta cuando la enfermedad está en un estadio III y IV, es decir, que es tratable pero no curable. La única manera de curar esta enfermedad es detectarla a tiempo, cuando está en un estadio inicial ya que es curable mediante cirugía”, asegura el Dr. Galbis, cirujano torácico del Hospital Casa de Salud de Valencia.

“En estadios más avanzados -añade-, el tumor ya se ha extendido o invadido zonas más allá de dónde se originó, por lo que extirpar el tumor no elimina al completo la presencia de lesiones tumorales, lo que conlleva a que la supervivencia a cinco años sea de un 15%”.

El cáncer de pulmón (CP) constituye un problema de salud pública de primer orden. A pesar de los recientes avances en su tratamiento, la prevención primaria y el diagnóstico precoz son las claves para reducir su incidencia y mortalidad. Un ensayo clínico reciente demostró la eficacia del cribado selectivo con tomografía computarizada de baja dosis (TCBD) en la reducción del riesgo de muerte en personas de alto riesgo, tanto por CP como global.

El estudio europeo NELSON concluye que se reduce en un 26% el riesgo de morir de CP en HOMBRES de alto riesgo. En mujeres, el resultado todavía es más favorable, entre un 39-61%.

Por otro lado, el Programa Internacional de Detección Precoz de Cáncer de Pulmón (I-ELCAP), un ensayo que incluyó a más de 30.000 sujetos para participar en un programa de cribado con TAC de Baja Dosis, concluyó que el 85% de los casos de cáncer de pulmón se encontraban en estadio clínico I, con una tasa estimada de supervivencia a 10 años del 88%.

“Como se sabe- explica el Dr. Galbis-, la supervivencia del CP está relacionada con el estadio en el momento del diagnóstico. Lamentablemente, la mayoría de los CP todavía se diagnostican en estadios avanzados, lo que explica que su supervivencia a 5 años para el conjunto de los pacientes sea inferior al 15%. Sabemos que las estrategias que han tenido mayor impacto en la mortalidad por CP son las encaminadas a reducir el tabaquismo. Un aspecto íntimamente relacionado tanto con la realización del cribado como con su coste/efectividad es la reducción del tabaquismo. Así un programa piloto de viabilidad debería ir unido a una consulta de deshabituación tabáquica”.

Durante las últimas décadas se ha investigado el valor de diferentes técnicas radiológicas y marcadores biológicos  pero no ha sido hasta la aparición del cribado con tomografía computarizada de baja dosis (TCBD) donde se han generado resultados positivos.

Por ello es importante que, sobre todo personas con EPOC, enfisema pulmonar, fumadores y exfumadores, visiten a un neumólogo o médico internista para que les realice un TAC de pulmón para detectar lesiones de pequeño tamaño o infiltrados pulmonares sospechosos que pongan en marcha el adecuado estudio particular en cada caso, valorando su posible exéresis quirúrgica.