Potenciemos la inteligencia, la imaginación y la voluntad

Familia en casa

Tenemos una gran oportunidad en estos momentos de reclutamiento familiar, para potenciar tres poderes de los que dispone cualquier persona: la inteligencia, la imaginación y la voluntad de hacer cosas. No debemos permitir que en esta compleja situación por la que estamos obligados a pasar, la apatía y el aburrimiento se apodere de nosotros y nosotras y mucho menos de la familia, a nivel general. Previsiblemente, quedan muchos días por delante y debemos prepararnos para afrontar con éxito estos momentos excepcionales.


La familia en casa debe tener la voluntad y enfocarse en saber decidir cómo afrontar cada día, cada momento. Conociendo la causa de nuestro confinamiento familiar, buscaremos acciones orientadas a alcanzar el objetivo que cada uno se haya propuesto: acabar un libro, escribir y contar una historia, pintar un lienzo, aprender a coser o tejer, jugar al monopoly o al Rummy, hacer un video creativo, ordenar la casa…. son miles las propuestas, pero solo la voluntad de hacerlas será la clave para alcanzar nuestro objetivo.
Tener conciencia de un objetivo, moverá nuestra voluntad para hacer hasta conseguirlo. A eso se le llama tomar una decisión.
Nuestra decisión tendrá su final en el momento de hacer las cosas voluntariamente. Puedes pensar en lo que vas a hacer, desear conseguir un objetivo, valorar alternativas etc… pero hasta que no pases a la ACCIÓN, no habrá acto voluntario y no conseguirás tu objetivo.


Aquí tienes una sencilla lista de puntos, para que, en estos momentos de estar en casa sin posibilidad de salir, tu voluntad de hacer algo a nivel individual o con los demás miembros de tu familia, se convierta en una acción destinada a consolidar un objetivo:


1. Elige algo sencillo para empezar: “bailar en casa media hora”.
2. Busca el deseo de hacerlo: “alegría, risas, emociones en familia”.
3. Encuentra ventajas: “me muevo, me canso, me divierto”.
4. Decide hacerlo: “paso a la acción, a las 19.00h sesión de baile en el comedor de casa..” ¿ te apuntas?

 

David de Cubas, psicólogo infantil del servicio de Pediatría de La Salud