La Salud abre un servicio de atención integral al paciente COVID

Consulta Covid
  • Dispone de una consulta de medicina interna y otra pediátrica, centradas exclusivamente en esta infección.
  • Ofrece pruebas PCR y ELISA para el diagnóstico, seguimiento clínico, consejo médico o información sobre cualquier duda relacionada.

 

El Hospital La Salud pone en marcha a partir del lunes un servicio de atención integral a los desafíos que ha supuesto la pandemia del COVID-19 a toda la población. El centro ofrece, aparte del servicio de Urgencias, a las que debe acudir cualquier paciente que tenga síntomas compatibles con la infección, una consulta de medicina interna para adultos y otra pediátrica específica para atender exclusivamente a pacientes en relación con esta infección.

Para ello, el centro ha establecido un circuito especial (CIRCUITO COVID) por el que todo paciente que requiera una consulta relacionada con la infección, se atiende de forma separada por un médico especialista en Medicina Interna en el caso de los adultos y por un pediatra en el caso de los menores de 15 años, manteniendo todas las medidas de aislamiento y protección requeridas para este tipo de consultas.

La consulta está a disposición de:

– Pacientes con sospecha de haber sufrido un COVID.

– Personas que han tenido contacto con pacientes COVID.

– Pacientes en convalecencia tras haber pasado una infección por COVID (paciente ya confirmado).

– Pacientes que necesitan consejo médico sobre la enfermedad COVID.

– Pacientes con pruebas COVID ya realizadas, pero que tienen dudas en su interpretación.

– Cualquier familia con dudas sobre métodos de aislamiento o medidas preventivas en relación con la pandemia.

Pruebas PCR y serología ELISA.

El Hospital La Salud ofrece capacidad diagnóstica e interpretativa en relación al COVID. En este sentido, desde la consulta COVID se le podría indicar la necesidad de realización de pruebas de Laboratorio y/o de Diagnóstico por Imagen para indagar más sobre su situación.

El centro dispone de pruebas PCR para COVID, que informan sobre contagiosidad del paciente, y de pruebas serológicas de ELISA, más fiables actualmente que los test rápidos para la detección de anticuerpos (la OMS no recomienda actualmente los test rápidos para diagnosticar y/o tomar decisiones clínicas por su heterogeneidad en los resultados).

En la consulta también existe la posibilidad de hacer un seguimiento clínico de diversos órganos tras haber sido diagnosticado de una infección COVID (neurológico, ORL, cardíaco, etc) y se podrán pedir, en caso de que sean necesarias, exploraciones complementarias como analíticas de sangre, ecocardiogramas, radiología convencional, TAC de tórax, etc). En este sentido, se dará prioridad de citación a los pacientes con indicación de TAC de tórax de alta resolución por sospecha de COVID (según la información existente, la sensibilidad de esta prueba parece ser claramente superior a la de la radiografía de tórax para el diagnóstico precoz en pacientes con sospecha de COVID y afectación pulmonar).

En la consulta se dará información y consejos sobre la enfermedad o las medidas preventivas que hay que adoptar en cada caso.

Para acudir a consulta, el hospital recomienda que los pacientes acudan solos o, en el caso de un menor, con un sólo acompañante, que deberá ser el padre/madre o tutor legal. En caso de venir el menor acompañado por otra persona, deberá aportar una autorización firmada de los padres o tutores. Todos los pacientes mayores de 3 años y acompañantes deberán ir con mascarilla quirúrgica. En la sala de espera deberán mantener la distancia de seguridad de 1.5-2 metros.

Síntomas y grupos de riesgo

Los síntomas que produce está enfermedad son muy variados, desde que el paciente sea asintomático o casi asintomático hasta pacientes con fiebre, tos y falta de aire, que pueden evolucionar a cuadros graves.

Con el paso del tiempo, se ha observado que el virus puede producir también sintomatología como dolor abdominal, diarrea, cefalea, dolores musculares, odinofagia, disminución del olfato y del gusto y que puede favorecer la aparición de trombos en el sistema circulatorio.

Los grupos de riesgo son personas mayores de 60 años, con antecedentes de hipertensión arterial, diabetes y enfermedades cardiovasculares, enfermedades pulmonares crónicas, cáncer u otras inmunodeficiencias.

El horario de atención para los pacientes adultos será los lunes, de 19:00 a 20.30 horas y miércoles de 11:00 a 13:00 horas y de 19:00 a 20.30 horas y el de atención para los pacientes pediátricos será de lunes a viernes, 18:00 a 20:00 horas.