¿Qué debemos hacer cuando nos sangra la nariz?

sangrado nariz

El sangrado o hemorragia nasal es algo bastante común sobre todo durante los meses de invierno. La nariz tiene muchos vasos sanguíneos que se rompen con bastante facilidad. El propio aire que respiramos, sobre todo cuando es más seco de lo habitual, puede ir formando costras que, cuando se irritan, sangran.

Si bien en la mayoría de los casos no responde a un problema grave de salud sí es algo molesto que en muchas ocasiones no sabemos bien cómo solucionar. Para cortar la hemorragia no sirve ni mojar la nuca y debemos evitar poner algodones en las fosas nasales y echar la cabeza hacia atrás porque nos podemos atragantar con la sangre.

 ¿Qué hay que hacer entonces cuando nos sangra la nariz a nosotros o a nuestros hijos?

  1. Hay que colocar la cabeza hacia delante para reducir la presión arterial en la zona y respirar por la boca para evitar que nos traguemos la sangre y evitemos que llegue al estómago.
  2. Se deben cerrar las fosas nasales apretando la zona blanda de la nariz con los dedos índice y pulgar. Aunque sea molesto, debemos mantener esa presión al menos durante 10 minutos.
  3. Pasado ese tiempo, comprobar si la hemorragia se ha detenido.
  4. Puede ayudar poner una gasa fría o un poco de hielo sobre el puente de la nariz, pero nunca se deben taponar los orificios.
  5. Se debe evitar sonarse las horas posteriores al sangrado porque fácilmente podría volver a sangrar la nariz y en la medida de lo posible se debe evitar también acostarse.

En caso de que la hemorragia no se haya detenido en 30 minutos debe acudir a un profesional médico. Igualmente debe ir a Urgencias en caso de que esté tomando anticoagulantes, de que la hemorragia se haya producido a causa de un golpe en la cabeza o por una rotura o sospecha de rotura del tabique nasal.

Para evitar sangrados es aconsejable mantener el hogar con un nivel de humedad medio y aplicar un lubricante acuosos en los orificios de la nariz. Es recomendable acudir a la consulta de un profesional también si los episodios de sangrado nasal son recurrentes.